Buddhachannel

Dans la même rubrique

29 juin 2016

Le Sûtra du Diamant

29 de junio de 2016, por Buddhachannel España

El Sutra del Diamante










Instagram





Secciones

Shantideva - Bodhisattvacharyavatara VI: La paciencia (Versos 71-100)

Miércoles 21 de julio de 2010, por Buddhachannel España

Langues :

Todas las versiones de este artículo: [Deutsch] [Español] [Português]

Shantideva
Bodhisattvacharyavatara
Homenaje a los Budas y los Bodhisattvas


VI. La paciencia
[71] Igual, cuando el fuego del odio se propaga,
al haberse atado mi espíritu a algún objeto,
debo inmediatamente desembarazarme de él,
por miedo que los méritos se consuman.
[72] Si, tras cortársele la mano,
un condenado a muerte es liberado, ¿[acaso] no está bien?
Si los sufrimientos del estado humano liberan
de los estados infiernales, ¿no está [acaso] bien?
[73] Si no llego siquiera
a aguantar las desdichas presentes,
¿por qué no desembarazarme de la ira,
causa de sufrimientos infernales?
[74] Por haber querido satisfacer mis deseos, he soportado en el infierno
quemaduras y demás, durante miles de eras;
Sin embargo no he cumplido
ni mi propio bien ni el de los demás.
[75] Comparados a los de los infiernos, las desdichas presentes
no son un mal, pues nos acercan de una meta.
Es justo, entonces, no sentir más que gozo
frente a este sufrimiento, que elimina los males de los seres.
[76]
Si su gozo de alabar a un ser de calidad
procura felicidad a los demás,
¿por qué no te regocijas igualmente,
tú mi espíritu, en alabarlo así?
[77]
La dicha de tu regocijo sería fuente de gozo,
y de ninguna manera transgresión.
Es aconsejada por Aquellos de Calidad, y es también
medio supremo para atraer hacia sí los seres.
[78]
Los demás son, así, vueltos dichosos, se dice.
Ahora, si tú no gustas que ellos sean dichosos,
cesa de darles salario, dones y otras ventajas.
¡Pero entonces, en la vida presente y las futuras, tu dicha
se desperdiciará!
[79]
Cuando recibes cumplidos,
quieres que los otros estén contentos;
pero cuando los otros reciben cumplidos
no quieres estar contento, tú.
[80]
Tras haber producido el espíritu de Despertamiento con
el anhelo
que todos los seres tengan la dicha,
¿por qué airarse
cuando lo encuentran por sí mismos?
[81]
Si se desea que los seres devengan
en Buddhas, venerados en los tres mundos,
¿por qué estar estorbado por verlos
recibir ofrendas y honores ordinarios?
[82]
Si un miembro de tu familia, del que cuidas
y al que das todo lo que necesita
encontrase por sí mismo su subsistencia,
¿te enojarías, en vez de estar dichoso?
[83]
Si no puedes siquiera tener ese anhelo para [con] los
seres,
¿cómo desearías que alcancen el Despertar?
¿Dónde está, pues, el espíritu de Despertamiento en aquél
que se enoja cuando los demás reciben bienes?
[84]
[Ya sea] que los bienes se queden en la casa del
benefactor,
o que sea tu enemigo quien los reciba,
desde el momento que en ningún caso son para tí,
¿Qué importancia tiene el que sean donados o no?
[85]
¿Por qué haber dejado destruir tus méritos,
la estima de otro, y tus cualidades?
Dime, ¿por qué no estás airado
por no haber creado las causas para obtener bienes?
[86]
No sólo no deploras
las acciones negativas que has cometido;
pero, además, deseas rivalizar con aquellos
que han cumplido acciones positivas?
[87]
Que tu enemigo sea desdichado, incluso,
¿por qué eso de place?
No es sólo a causa de tus anhelos
que le ha acaecido [el] mal.
[88]
Cuando, incluso, este sufrimiento existiese a causa de tus
deseos,
¿regocijarte, pues, por qué?
Si respondes «-Ello me satisface-»,
¿existe peor decadencia?
[89]
El anzuelo lanzado por los pescadores, las perturbaciones,
es insoportablemente agu[za]do:
los seres que engancha serán, seguramente, cocidos
dentro de calderos por los guardianes de los infiernos.
[90]
Los honores, como los elogios y el renombre,
no te traerán ni méritos,
ni larga vida, ni salud, ni fuerza.
No me procurarán bienestar físico, tampoco.
[91]
Si entendiese cuál es mi interés,
¿es [acaso] en todo eso que lo encontraría?
Pero, si no deseo más que distraerme,
tanto igual entregarme a la bebida, al juego y demás.
[92]
Si para obtener el renombre, gasto mi fortuna
o sacrifico mi vida,
¿qué podrán valer tales palabras?
cuando esté muerto, ¿a quién placerán?
[93]
Cuando su castillo de arena se derrumba,
los niñitos dan chillidos.
Igual, cuando los elogios y el renombre se secan,
mi espíritu se vuelve como un niñito.
[94]
El efímero sonido, al no ser animado,
no puede tener la intención de darme cumplidos.
«-Al estar los otros contentos por mí,
mi renombre es fuente de gozo-".
[95]
[Ya sea] que se dirijan a mí o a otros,
¿en qué puede aprovecharme el gozo de los demás?
Puesto que son ellos quienes sienten ese placer
no tendré den él la la [más] mínima parte.
[96]
Si estoy contento con su dicha,
debo estarlo, del mismo modo, hacia todos.
Entonces, ¿por qué no soy colmado
por el placer que trae este gozo a los demás?
[97]
Igualmente, del todo no es apropiado
que el pensamiento «-Recibo cumplidos-»,
pueda procurarme satisfacción.
Este comportamiento es del todo infantil.
[98]
Los cumplidos y demás me distraen,
y debilitan también, mi desgana;
me vuelvo celoso de aquellos que tienen calidades
y lo que era excelente es destruido.
[99]
Entonces, aquellos mismos que toman gran cuidado
en destruir mi reputación y demás,
haciéndolo, ¿no me evitan [acaso]
caer en los reinos infortunados?
[100]
Para aspirar a la Liberación, no tengo
que estar encadenado ni por los honores ni por los bienes.
¿Cómo puedo airarme
contra aquellos que me libran de esas cadenas?


Fuente: http://sambodhi.iespana.es/

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, previamente debes registrarte. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se te ha suministrado. Si no estás inscrito/a, debes inscribirte.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?